08 mayo 2005

Experiencia de una chica colombiana en España

Como ya sabemos que hay tanta gente mala y que acostumbra engañar y estafar a los demás, voy a denunciar a través de internet a Juan Antonio García y a Josefina, esposa de este que me prometieron un buen trabajo en España, y yo de tonta dejé el trabajo de secretaria que tenía para venir a trabajar y a ganar mucho dinero, el asunto fué que me prometieron un trabajo en una casa de familia, me hicieron un préstamo y yo con mi trabajo, se lo fuera pagando poco a poco, pero cuando llegué a Madrid me llevaron a un club donde van puros viejos jubilados, hombres horribles que como nadie los voltea a ver pagan por sexo. Al darme cuenta de eso, me negué, pero ellos me encerraron en un cuarto y me inyectaron un tranquilizante, me hicieron dormir, cuando desperté estaba desnuda, en un cuarto vacio, solo una cama y una mesita llena de condones, sin ventanas ni nada, no podía salir y mi maleta y mi documentación me la retuvieron, me dieron ropa sexy para trabajar, ropa horrible de prostituta y me amenazaron hasta de muerte. Una vez traté de escapar y me drogaron de nuevo y no me volvieron a dejar salir del cuarto solo para ir al baño. Varias chicas colombianas estaban allí y me decían que ellas habían pasado por lo mismo, y que les había tocado resignarse y ahora estaban bien, mandando dinero a colombia, pero eso no es como lo pintan, las prostitutas aqui les pagan bien pero el tener que acostarse una con un anciano de 70, 80 y hasta 90 años es asqueroso, sin dientes, sin bañarse, un aliento podrido, te manosean y besan todos babosos, eso no vale ni un millón de pesos por polvo, es asqueroso y denigrante, aqui en España el sexo es libre y las chicas españolas se van con los chicos españoles, pero los ancianos españoles buscan las chicas jóvenes extranjeras, pero eso no es vida, eso no es un trabajo, mientras los dueños de los clubs se forran.
Solo les digo una cosa a las madres de familia que consideren a sus hijas que por cada millón que se gastan en colombia son 40 ancianos que tenemos que aguantar en España. y decirle a las chicas que no se dejen engañar.

Aunque para mi es agua pasada y he tratado de olvidarme de todo lo que viví en España. Ahora estoy en Colombia, trabajo en una fábrica, por el momento he tratado de mantenerme un poco escondida de la gente y sobretodo de mis anteriores compañeros de oficina, ya que no es fácil decir que estuve en Europa, que fracasé. Trabajo de operaria de una fábrica planchando cuellos, a veces me acuerdo de mi trabajo anterior de secretaria y si me da mucha rabia pero ya que se va a hacer, ahora trabajo honradamente

Atte,
una colombiana más de la red de trata de blancas.

3 Comments:

At mayo 09, 2005, Blogger La merde said...

Que buen web blog. Te invito a que conozcás LA PETITE MERDE de Colombia:
http://lapetitemerde.blogspot.com/

 
At mayo 12, 2005, Anonymous Anónimo said...

Lameto muy en el alma lo que le ha sucedido,la felicito pero su valentía de contarnos su historia porque va a ayudar a muchas jóvenes colombianas. Dios la proteja y la bendiga y que algún día pueda volver a Colombia y rodearse de los suyos. Los españoles desde hace miles de años han sido así..dañados, pervertidos y amorales

 
At mayo 12, 2005, Blogger are said...

Denuncielos a la policia.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home